Existen instrumentos versátiles que aunque diseñados para fines concretos pueden ser usados para otros prácticos menesteres. Es muy común desatornillar un tornillo con unas tijeras o con un cuchillo a pesar de que un destornillador esté especialmente diseñado para ello.

¿Y qué me dices del uso de las servilletas de papel cuando se ha acabado el papel higiénico?

Hay cientos de ejemplos como estos. Pero lo tenemos más difícil para imaginar usos alternativos a un anillo o sortija. Pocas cosas puede haber tan específicas como un anillo.

Sin duda es esta especialización por la que ha debido de surgir la locución adverbial COMO ANILLO AL DEDO para querer decir completamente oportuno o ideal para la ocasión, por ejemplo.

 

Ejemplos de uso

 

Vamos a ver una serie de ejemplos, lo que nos ayudará a entender perfectamente lo que queremos decir cuando empleamos esta locución adverbial. En prácticamente todas las ocasiones va junto al verbo venir, es decir VENIR COMO ANILLO AL DEDO.

 

No hemos traído cuchillo pero no importa. El DNI nos vendrá como anillo al dedo para cortar unas lonchas de este queso manchego.

 

Está mal hacerlo pero el WIFI del vecino me viene como anillo al dedo para poder bajarme mis seriales favoritos.

 

Me vendría como anillo al dedo tener ahora mismo 50 euros.

 

Este paraguas que me acabo de encontrar en el metro me viene como anillo al dedo, con lo que está lloviendo.

 

Un mes de vacaciones le van a sentar a Ana como anillo al dedo; la pobre está agotada.

 

Expresiones similares

 

Hay algunos recursos lingüísticos especiales con el mismo significado que esta célebre locución adverbial, usada con tanta profusión. Estos son los que se me ocurren a voz de pronto.

De perlas

Tu teléfono viejo me vendría de perlas. El mío no funciona. ¿Me lo prestas?

De perilla

Encontrar

A las mil maravillas

Estaba perdida en el Cairo y de verdad que encontrar a un grupo de españoles me vino a las mil maravillas para pedirles ayuda y poder regresar al hotel.

Que ni pintada

¿Cariño, puedes subir este piano al desván? Tu ayuda me vendría que ni pintada.

 

Otra locución con la palabra ANILLO




Este artículo es el adecuado para presentarte otra locución, esta vez verbal, en la que ANILLO vuelva a ser el sustantivo estrella.

Caérsele a alguien los anillos

El significado de este bonita expresión no tiene nada que ver con lo que se entendería de forma literal. A nadie se le ha caído ningún anillo. Lo que queremos decir con ella es que hay un sentimiento o sensación de humillación.

Lo más normal es que la expresión ésta sea dicha en negativo y también que en muchos casos sirva para recriminar a alguien por no querer hacer algo.

Vamos con un par de ejemplos:

Tengo una alta cualificación pero necesito trabajar. No se me van a caer los anillos si me dedico temporalmente a trabajos mal remunerados.

Eh, chica, podrías ayudarme un poco con la limpieza de la casa. No creo que por ello se te vayan a caer los anillos.