Esta es una de las expresiones que más estupor causa a los estudiantes de español. Les cuesta mucho entender su significado real y cuando se lo desvelo gritan nerviosos «¡Cómo es posible!»

¿Qué significa? Pues sencillamente «ser muy muy sexi», «ser irresistiblemente sexi».

 

Ejemplos

 

Nada mejor que unos cuantos ejemplos para entender cómo funciona esta locución verbal:

«La madre de Javi está como un tren. ¡Madre mía, qué chica!»

«¿Chicas, habéis visto a los jugadores de la selección nacional de fútbol de Marruecos? ¡Están todos como un tren!»

«¿A ti no te parece que la presentadora del telediario del fin de semana está como un tren?»

«Cuando era joven las chicas me decían que estaba como un tren»

 

Origen de la expresión

 

¿Cómo se ha llegado a identificar el poder de atracción total de una persona con algo tan vasto, grande y ruidoso como los trenes?

Un tren es un medio de transporte sucio, gris y con olores no muy agradables en muchas ocasiones, sobre todo en los de cercanias. Cuesta mucho asociar trenes y super bellezas humanas, pero esto sólo hoy en día.

En efecto, hubo un lejana época en donde el paso de un tren por un lugar era un auténtico acontecimiento: enorme, rápido, cómodo, nada que ver con la vulgar carreta de madera tirado por un burro pulgoso de toda la vida.

En este contexto fue fácil asociar las sensaciones que producían tan majestuosas máquinas con el de un bellezón que paseaba ante los ojos de nuestros tatarabuelos.

Aunque los años no han pasado en balde y el mundo ha cambiado, en algunos aspectos conservamos ciertos comportamientos:

ya no se nos acelera el corazón, ni vibramos de emoción ni se nos cae la baba cuando vemos acercarse un tren, aunque seguimos volviéndonos locos y locas ante un cuerpo 10, nombrándolo y sintiéndolo como si se tratase de un fabuloso tren de los de antaño.

 

Frases con significados parecidos

 

Además de esta llamativa pero completamente extendida forma de calificar a una guapa o a un guapo la lengua española nos brinda otras muchas alternativas:

  • Estar como para parar un tren: frase íntimamente relacionada con ESTAR CON UN TREN. Su significado es idéntico. «Mi prima me dijo que ayer vió a un policía que estaba como para parar a un tren«.
  • Estar como un pan: «El vecino está como un pan«.
  • Ser rico/a. Además de sinónimo de millonario o millonaria también sirve para denotar los encantos físicos de una persona: «Mi médica es muy rica«.
  • Ser mono/a. Decir que una persona es mona en las demás lenguas suele ser algo peyorativo. Sin embargo en español es un adjetivo fantástico.  «La profesora de inglés es super mona«.
  • Ser atractivo. Esta es una forma directa de calificar a los guapos: «Los presidentes de España y Canadá son bastante atractivos«.
  • Ser un pivón (para mujeres): «Todas las chicas que se presentan a concursos de belleza son unos pivones«.
  • Ser un Adonis (para hombres): «¿Cómo se llama ese tenista? Me parece un Adonis«.
  • Estar muy bien proporcionado/proporcionada: «Tu amiga está muy bien proporcionada«
  • Estar como un cañón.
  • Ser un bombón.

 

Otras expresiones con la palabra TREN





Los trenes son sustantivos que forman parte de otras interesantes expresiones del repertorio de la lengua española. Te facilito unas cuantas a continuación:

 

  • Para parar un tren: es una locución adverbial que significa «mucho», «abundantemente»
  • A todo tren. Se trata de una locución adverbial. Puede significar dos cosas: a) mucha velocidad; b) en exceso, con opulencia, sin reparar en gastos.
  • Perder el último tren: locución verbal que quiere decir perder la última oportunidad.
  • Tren de vida. Es el nivel de vida que tiene una persona.